Archivo diario: julio 8, 2017

Compartiendo en familia, hoy Seguimos con Proverbios 8 por Pastora Lic. Alejandra Zangaro

Alejandra Zangaro

Invitación de la sabiduría ¡La sabiduría está llamando! ¡Gritando está la experiencia! 2 Se para a la orilla del camino o a la mitad de la calle, para que todos puedan verla. 3 Se para junto a los portones, a la entrada de la ciudad, y grita a voz en cuello: 4 «Gente de todo el mundo, ¡a ustedes estoy llamando! 5 Jovencitos ignorantes, muchachitos inexpertos, ¡piensen bien lo que hacen! 6 Préstenme atención, pues voy a decirles algo importante; 7-8 no me gusta la mentira ni tampoco la hipocresía, siempre digo la verdad. 9 La gente que sabe entender reconoce que mis palabras son justas y verdaderas. 10 No busquen las riquezas, mejor busquen mis enseñanzas y adquieran mis conocimientos, 11 pues son más valiosos que el oro y la plata. ¡Los más ricos tesoros no se comparan conmigo! 12 »Yo soy la sabiduría, y mi compañera es la experiencia; siempre pienso antes de actuar. 13 Los que obedecen a Dios aborrecen la maldad. Yo aborrezco a la gente que es orgullosa y presumida, que nunca dice la verdad ni vive como es debido. 14 Yo tengo en mi poder el consejo y el buen juicio, el valor y el entendimiento. 15-16 Yo hago que actúen con justicia reyes, príncipes y gobernantes. … Sigue leyendo

2 comentarios

Compartiendo en familia, hoy Seguimos con Proverbios 7 por Pastora Lic. Alejandra Zangaro

Pastora Lic Alejandra Zangaro

Invitación de la mujer infiel Querido jovencito, ten presente lo que te digo y obedece mis mandamientos. 2-3 Cúmplelos, y vivirás; grábalos en tu mente, nunca te olvides de ellos. Cuida mis enseñanzas como a tu propia vida. 4 Hazte hermano de la sabiduría; hazte amigo del conocimiento, 5 y te librará de la mujer que te engaña con sus palabras y le es infiel a su esposo. 6 Un día en que yo estaba mirando a través de la ventana, 7 vi entre los muchachos imprudentes a uno más imprudente que otros. 8 Llegó a la esquina, cruzó la calle, y lentamente se dirigió a la casa de esa mujer. 9 Ya había caído la noche. El día llegaba a su fin. 10 En ese preciso instante la mujer salió a su encuentro. Iba vestida como una prostituta, y no disimulaba sus intenciones. 11 Llamaba mucho la atención; se veía que era una mujer incapaz de quedarse en casa. 12 A esa clase de mujeres se las ve andar por las calles, o andar vagando por las plazas, o detenerse en cada esquina esperando a ver quién pasa. 13 Cuando la mujer vio al joven, se le echó al cuello y lo besó, y abiertamente le propuso: 14 «Puedo invitarte a … Sigue leyendo

2 comentarios