El poder de la lengua por Lourdes Villarroel

La negatividad es un problema para los seres humanos, puesto que esta tiene un poder muy fuerte sobre nuestra vida.

Por las palabras negativas que salen de nuestra boca nos suceden cosas malas.

“El que cuida lo que dice
protege su vida;
el que sólo dice tonterías
provoca su propia desgracia”. Proverbios 13:3 (TLA)

Tu negatividad no te permite ver las cosas buenas que hay para tu vida.

Hace años en la universidad había una materia muy fuerte al que todos no queríamos llegar, recuerdo que unos compañeros que ya habían cursado esa materia me comentaron que era bien difícil y que es casi imposible de aprobar, esas palabras negativas tuvieron un tal efecto en mi vida, ya que yo misma dije con mi boca que no podria aprobar esta materia y así fue, pese a mis esfuerzos no pude llegar ni a instancias. Pero luego de una regañada del mismo docente que casualmente había sido cristiano, al siguiente semestre me dije a mi misma, ” voz eres inteligente y vas a lograr aprobar esta materia con honores” y así fue, en mi clase fui una de las mejores al aprobar esa materia.

La boca tiene un poder de creación. Una persona negativa se afecta a sí misma y a los que están a su alrededor. Dejemos de hablar cosas negativas y empecemos hablar cosas buenas. Te estarás preguntando ¿Cómo puedo cambiar mi negatividad?
Pues la respuesta es muy sencilla, deja de quejarte más y activa más tu fe. Descansa en el Señor y proclama buenas cosas en tu vida y finalmente agradece a Dios por todo lo bueno y lo malo que te ha sucedido.

Si este mensaje fue bendición para tu vida, déjanos tu comentario y compartelo a tus amigos, que tengas un lindo día.

Atte.
Lourdes

mamasqueoran.com

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El poder de la lengua por Lourdes Villarroel

  1. elsa moya dijo:

    muy buen mensaje Dios permita que caiga en tierra fertil para que sea puesto por obra en el nombre de Jesus

  2. Gema Pacheco dijo:

    Excelente. Hablemos bendición para la vida de nuestros hijos, de todos los que nos rodean y nosotros mismos. Gracias por compartirnos

Deja un comentario