Compartiendo en familia, hoy Seguimos con Juan capitulo 3 por la Lic. Lourdes Villarroel

Juan el Bautista y Jesús

22 Después de esto, Jesús fue con sus discípulos a la región de Judea, y estuvo allí algún tiempo con ellos bautizando a la gente. 23-24 En ese tiempo Juan el Bautista todavía no había sido encarcelado, y también estaba bautizando en el pueblo de Enón, cerca de un lugar llamado Salim. En Enón había mucha agua, y la gente buscaba a Juan para que él los bautizara.

25 Entonces algunos discípulos de Juan comenzaron a discutir con un judío acerca de una ceremonia de purificación.[b] 26 Entonces fueron a ver a Juan y le dijeron:

—Maestro, ¿recuerdas a aquel de quien nos hablaste, el que estaba contigo al otro lado del río Jordán? Pues bien, ahora él está bautizando y todos lo siguen.

27 Juan les contestó:

—Nadie puede hacer algo si Dios no se lo permite. 28 Ustedes mismos me escucharon decir claramente que yo no soy el Mesías, sino que fui enviado antes que él para prepararlo todo.

29 »En una boda, el que se casa es el novio, y el mejor amigo del novio se llena de alegría con sólo escuchar su voz. Así de alegre estoy ahora, porque el Mesías está aquí. 30 Él debe tener cada vez más importancia, y yo tenerla menos.

31 »El Hijo de Dios viene del cielo, y es más importante que todos los que vivimos aquí en la tierra y hablamos de las cosas que aquí suceden. El que viene del cielo es más importante, 32 y habla de lo que ha visto y oído en el cielo. Sin embargo, muchos no quieren creer en lo que él dice. 33 Pero si alguien le cree, reconoce que Dios dice la verdad, 34 ya que cuando el Hijo habla, el que habla es Dios mismo, porque Dios le ha dado todo el poder de su Espíritu.

35 »Dios, el Padre, ama al Hijo, y le ha dado poder sobre todo el universo. 36 El que cree en el Hijo tiene la vida eterna, pero el que no obedece al Hijo no tiene la vida eterna, sino que ha sido condenado por Dios.

Me impacta de como Juan podía exaltarse por que él ya era un hombre muy conocido y tenia seguidores, pero lo que me llama la atención es que  corrige a sus discípulos de no ponerlo a él por encima de Jesús.

Juan era un varón muy humilde que enaltecia a Jesús y sabía cual era su lugar, él podía dejarse llevar por la fama y hacer que la gente lo siguiera.

Es así que muchos varones y mujeres están haciendo esto, de hacer que la gente los siga a ellos y no a Jesús que triste realidad. Estos se dejan llevar por la fama y el dinero y en vez de llevar a las vidas a Cristo los están alejando más.

Nosotros como hijos de Dios debemos aprender a dicernir y a ser mas como Juan y no debemos de seguir a hombre si no sólo al único y verdadero Jesús de Nazaret.

Si este devociónal fue de bendición para tu vida no olvides escribirme y compártelo  a tus amigos.

Atte.
Lourdes

ale

mamasqueoran.com

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Compartiendo en familia, hoy Seguimos con Juan capitulo 3 por la Lic. Lourdes Villarroel

  1. Débora dijo:

    Preciosa enseñanza para éstos tiempos!!!Ha sido de gran bendición para mi vida y espero que sea para muchos porque Jesús es nuestro único modelo a seguir,Dios les continúe bendiciendo!!!.

Deja un comentario