Compartiendo en familia, hoy Seguimos con Juan capitulo 6 por la Lic. Lourdes Villarroel

32 Jesús les contestó:

—Les aseguro que no fue Moisés quien les dio el verdadero pan del cielo, sino Dios mi Padre. 33 El pan que da vida es el que Dios ha enviado desde el cielo.

34 Entonces la gente le dijo:

—Señor, danos siempre de ese pan.

35 Jesús les dijo:

—Yo soy el pan que da vida. El que confía en mí nunca más volverá a tener hambre; el que cree en mí, nunca más volverá a tener sed. 36 Como les dije, ustedes todavía no creen en mí, a pesar de que han podido verme. 37 Todos los que mi Padre ha elegido para que sean mis seguidores vendrán a buscarme; y cuando vengan, yo no los rechazaré.

38 »No bajé del cielo para hacer lo que yo quiera, sino para obedecer a Dios mi Padre, pues él fue quien me envió. 39-40 Y mi Padre quiere estar seguro de que no se perderá ninguno de los que él eligió para ser mis seguidores. Cuando llegue el fin del mundo, haré que mis seguidores que hayan muerto vuelvan a vivir. Porque mi Padre quiere que todos los que me ven y creen en mí, que soy su Hijo, tengan vida eterna.

»No bajé del cielo para hacer lo que yo quiera, sino para obedecer a Dios mi Padre (verso 38)

Jesús siempre obedecía lo que Dios le dijera que haga, no hacia lo que Él quería, aunque el tenía poder para hacer muchas cosas, pero se limitaba únicamente a obedecer.

Cuantos de nosotros siempre hacemos lo que a nosotros nos parece bien, y muchas veces no le preguntamos a Dios si aquella decisión que queremos tomar es su voluntad.

Cuando Dios nos dice, no hijo no hagas esto, pero nos ponemos rebeldes al igual que un niño pequeño y nos encaprichamos y a hacemos lo que queremos, debido a esto es que las cosas nos salen mal y pagamos las consecuencias de nuestras malas decisiones.

Si tu aún te resistes hacer la voluntad de Dios, te animo a que examines tu vida y fíjate muy bien cuantas veces te ha ido bien cuándo has obedecido y cuando no lo has hecho.

Y aprende a obedecer a Dios por que Él te ha dado la vida y sabe lo que te conviene.

Si este devociónal fue de bendición para ti no olvides escribirme y aun mas importante compártelo a tus amigos.

Con cariño:
Lourdes

ale

mamasqueoran.com

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario