Compartiendo en familia por la Lic. Lourdes Villarroel

La verdad y la mentira 

Cuenta la leyenda que un día la verdad y la mentira se cruzaron:

— Buen día, dijo la mentira.

— Buenos días, contestó la verdad.

— Hermoso día, dijo la mentira.

Entonces la verdad se asomó para ver si era cierto. Lo era …

— Hermoso día, dijo entónces la verdad.

— Aún más hermoso está el lago, dijo la mentira.

Entónces la verdad miró hacia el lago, y vio que la mentira decía la verdad, y asintió:

Corrió la mentira hacia el agua y dijo:

— El agua está aún más hermosa, nademos …

La verdad tocó el agua con sus dedos y realmente estaba hermosa y confió en la mentira. Ambas se sacaron las ropas y nadaron tranquilas.

Un rato después salió la mentira, se vistió con las ropas de la verdad y se fue.

La verdad, incapaz de vestirse con las ropas de la mentira, comenzó a caminar sin ropas y todos se horrorizaban al verla.

Es así cómo aún hoy en día, la gente prefiere aceptar la mentira disfrazada de verdad, y no la verdad al desnudo.

Jesús les dijo a los judíos que habían creído en él:

Si ustedes obedecen mis enseñanzas, serán verdaderamente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. Juan 8:31-32 (TLA)

Un verdadero seguidor de Cristo no debe disfrazar la mentira con la verdad y menos aceptarla como si fuera verdad. Dios en su palabra nos instruye a no mentir. Sí somos verdaderos discípulos de Cristo debemos de evitarlo por completo.

Si esta enseñanza ha sido de bendición para tu vida ten la amabilidad de dejarnos tu comentario y compartelo a tus amistades.

Con cariño

Lourdes

ale

mamasqueoran.com

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario