Creer es poder, por la Lic. Lourdes Villarroel

Y Abraham y Sara eran viejos, de edad avanzada; y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres.

Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo?

Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: ¿Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja?

¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo.

Entonces Sara negó, diciendo: No me reí; porque tuvo miedo. Y él dijo: No es así, sino que te has reído. Génesis 18:11-15 (RVR 1960)

Sara no entendió el milagro que tenia que ocurrir en su vida, al tener un hijo a los 99 años y más aún si ya tuvo la menopausia.

Al escuchar  que iba a quedar embarazada debió preguntarse así misma si esto era posible. Cuantos de nosotros cometemos ese error, no creemos las promesas de nuestro Salvador, no creemos que nuestra situación puede cambiar o que Dios puede sanar hasta la enfermedad más terrible que haya.

Muchas veces nos reímos de las promesas de Dios y no entendemos que para Dios no hay nada imposible. Así que deja de dudar y aprende a creer y esperar en Dios.

Los milagros son solo, la consecuencia de atrevernos a creer en Dios.

Si este devociónal ha sido de bendición para tu vida, déjanos tu comentario y compartelo a tus amigos.
Con cariño.
Lourdes

alemamasqueoran.com

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario