Del Corazón de una Hija, “Esperar cuando no queremos”, por Vicky Zangaro

image001En nuestros corazones, puede haber sueños y metas tan profundas que nadie mas que tú y Dios saben; y es mucho más que una emoción, es algo que estamos seguras que va a pasar.  Muchas veces no sabemos cómo es el camino exacto para realizar nuestros sueños, pero en una forma estamos seguros que vas a llegar.  Si este deseo está tan profundo en tu corazón, ese sueño está puesto por Dios.  Estos sueños pueden venir de la nada y cuando vienen no podés pensar en hacer otra cosa.

Sabemos que tener un sueño es hermoso, pero qué pasa cuando no es el tiempo que te gustaría o el camino exacto que planeaste?  Todavía debemos confiar en Dios.  Es difícil, estar esperando y sentir que Dios no te está respondiendo.  Pero en realidad cuando Él “no te contesta” con lo que a ti te gustaría es porque Él tiene un plan mucho mejor.  Es tan hermoso pensar que nuestro sueño, que parece un imposible o está muy lejano, Dios al contrario te esta diciendo:  “No es imposible y tengo algo mucho mejor que lo que te imaginas”.

Eclesiastés 7:8 dice: “Mas vale el final que el comienzo, mas vale paciencia que arrogancia.”

No todos nuestros sueños tienen que cumplirse con arcoíris y dulces, al contrario, pudiera haber momentos donde algo feo te pasa y vas a dudar sobre si este es el plan de Dios.  Mi parte favorita este versículo es que va a tener mas valor el final que el principio.  Que al finalizar tu sueño y poder cumplirlo vas a tener mucha satisfacción en todo lo que pudiste hacer con Dios.

Joven te animo a que nunca dejes de soñar, no importan las circunstancias que están pasando en tu vida o si te sentís que te vas a rendir, con Dios todo es posible. No hay sueños tan altos o tan grandes que Dios no pueda hacer.

 Oceanos, Hillsong

por Victoria Zangaro

Instagram & Tweeter: @vickyzangaro

www.mamasqueoran.com

mamas@cvclavoz.com

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Del Corazón de una Hija, “Esperar cuando no queremos”, por Vicky Zangaro

  1. ZAIDA REBOLLEDO GIL dijo:

    Que hermosas palabras de animo. Dios la continué usando para cumplir con su gran comisión.

Deja un comentario