Del Corazón de una hija, por Victoria Zangaro

¿No estas cansada de escuchar la palabra: “no”, especialmente como una joven. Muchas veces nos dicen que no podemos hacer algo porque no tenemos la edad adecuada, o que no es el momento correcto o que sería mejor que seamos mas grandes para poder hacerlo. Sin embargo, Dios llama a la juventud a compartir el evangelio. Nunca es muy tarde o muy temprano para empezar con el llamado que Dios tiene en tu vida.

A veces pensamos que Dios no puede usar a una joven porque somos “chiquitas”, pero esta es la mejor edad para empezar trabajando en el evangelio. Nuestros corazones están sensibles a la presencia de Dios y cuando nos enganchamos con la palabra de Dios, vas a ver que te va a dar hambre por Su palabra.  A mí siempre me encantó este versículo:

“Evita que te desprecien por ser joven; mas bien debes ser un ejemplo para los creyentes en tu modo de hablar y de comportarte, y en amor, fe y pureza de vida”.  Este versículo se encuentra en 1 Timoteo 4:12, y me toca mucho porque nosotros necesitamos modelar lo que la sociedad piensa acerca de un cristiano. Necesitan saber que sí, nos pasan cosas, nos enojamos, pero nosotros ponemos a Dios arriba de toda otra cosa.

Este año tuve la posibilidad de poder participar en un programa de política cristiano. En esa semana nosotros discutimos leyes y vimos cómo es trabajar en estos puestos de autoridad.  Antes de ir a este programa nos pidieron que todas las niñas nos pongamos polleras hasta la rodilla. Para decir la verdad, yo no entendí por qué implementaron esta regla, pero cuando llegué y empezamos a conversar con los empleados me dijeron que es para que haya una diferencia entre nosotros [los cristianos] y los demás. A mí me pareció muy interesante como nosotros necesitamos mostrar que somos cristiano por el “afuera” también. Que la atmosfera de Cristo resplandezca en cualquier lugar que vamos. En el versículo que mencione dice que nosotros también debemos ser ejemplos a otros creyentes: niños, ancianos, adultos— también pueden aprender de los jóvenes.

Nosotras, como Hijas del Rey tenemos tanto para compartir. Necesitamos usar nuestros dones para su reino. No importa la edad que tengas, el Señor te puede usar. Se de inspiración a los creyentes y los no creyentes, a los niños y los adultos, y en la escuela o en la iglesia. Muestra la luz hermosa que tienes y compartela con el mundo.

https://youtu.be/fyYn21RdBBQ

por Victoria Zangaro

mamas@cvclavoz.com

image001

Esta entrada fue publicada en madres, PORQUE ERES MAMA, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Del Corazón de una hija, por Victoria Zangaro

  1. ines dijo:

    amen muchas gracias que bendición saber jóvenes comprometidos y apasionados por Cristo.

  2. Hola Ines! Soy Vicky, como estas? Estoy muy contenta que te gusto mi primer articulo y mucha gracias por tomar el tiempo para escribir este comentario tan lindo. Si queres seguirme en Instagram @vickyzangaro y Twitter @zangarovictoria.
    Muchas Gracias y Bendiciones

  3. Kattia Oviedo dijo:

    Lindo ejemplo de valor y decisión. Sigue adelante preciosa y déjate usar por el Señor.

Deja un comentario