En la adoración está la Victoria, por Brisna Bustamante

Cuando nos encontramos enfrentando alguna prueba, algunos de nosotros sentimos miedo y nos desanimamos al no ver la intervención de Dios el momento que queremos, pero no debemos permitir que ese tipo de sentimientos y pensamientos nos hagan olvidar cuánto nuestro Padre Celestial nos ama, el momento exacto que llega a socorrernos y lo Poderoso que es; más bien necesitamos hablar con Él y sinceramente decirle cómo nos encontramos, pedirle su ayuda, recordar sus promesas, adorarle, alabarle y agradecerle porque está a nuestro lado y ya ganó la Victoria.

Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas” Josué 1:7 (NTV)

No temas, porque Yo estoy contigono desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. Isaías 41:10 (RVR 1960)

Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: “No temas, yo te ayudo”. Isaías 41:13 (RVR 1960)

2 Crónicas 20:1-30 narra como el Señor le dio la Victoria al rey Josafat y a los habitantes de Judá y de Jerusalén a través de la Adoración y la obediencia. 

Estas actitudes fueron parte de su adoración hacia el Señor en momentos específicos y también nosotros podemos tenerlas cuando nos estemos enfrentando alguna prueba: 

  • Suplicar al Señor que nos guíe y buscar su ayuda. (3,12)
  • Orar y reconocer que Dios es fuerte y poderoso, que nadie puede hacerle frente. (6) 
  • Clamar para que nos salve y tener la seguridad que Él nos oirá y nos rescatará. (9) 
  • No tener miedo ni desalentarnos porque el Señor está con nosotros. (15b,17b) 
  • Reconocer que la batalla no es nuestra sino de Dios. (15b)
  • Tomar nuestra posición, quedarnos quietos y observar la Victoria de Dios, porque el mismo luchará por nosotros. (17,29)
  • Inclinarnos rostro en tierra, postrarnos delante de nuestro Señor y adorarlo. (18)
  • Ponernos de pie para alabarlo a viva voz. (19)
  • Creer en el Señor, nuestro Dios y permanecer firmes. (20b)
  • Cantarle, alabarle y darle gracias por su fiel Amor que perdura para siempre. (21,22a,26a)
  • Rebosar de alegría porque el Señor nos dará la Victoria sobre nuestros enemigos. (27)

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. San Juan 4:23-24 (RVR 1960)

¡La adoración a nuestro Señor nos permitirá obtener la Victoria!

Brisna Bustamante S.

Brisna Bustamante S.

Bolivia

www.mamasqueoran.com

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.