Los Beneficios de Ser Agradecidos, por Andrea Cortez de Morel

Los Beneficios de Ser Agradecidos

Poca gente sabe del poder que encierra la gratitud, no le dan importancia al ser agradecidos. La mayoría solo se preocupa por pedir, demandar y exigir. El orgullo, la soberbia, el egoísmo y la envidia los ciega, haciéndoles creer que todo se los tienen que dar, hacer o resolver. Creen que se lo merecen y no se dan cuenta que este patrón de pensamientos los arrastra a la frustración, a la soledad, a la amargura y que siempre estarán insatisfechos.

El apóstol Pablo nos lo enseña muy bien en Romanos 12:2 y lo voy a parafrasear: “Dejen que Dios cambie, renueve sus mentes, su manera de pensar, para que así cambie su manera de ser y de vivir.” No hay porque quedarse anclados al desagradecimiento. Se puede aprender a ser agradecidos, es gratuito y se puede comenzar a practicar ahora mismo.

Hay que hacer del agradecimiento un estilo de vida y Pablo lo sabía muy bien, veamos: 

“Den gracias a Dios en cualquier circunstancia. Esto es lo que Dios espera de ustedes, como cristianos que son.” – 1 Tesalonicenses 5:18 TLA

El Señor nos enseña que tenemos que ser agradecidos en todo momento, más allá de la situación que tengamos que atravesar.

Nuestro agradecimiento no debe estar limitado, a que si las cosas me salen bien, si los que me rodean hacen lo que yo digo y como yo lo quiero o si me regala exactamente lo que pedí. Tenemos que aprender a levantar nuestra mirada al cielo para que nuestro Papa nos ayude a que la palabra “gracias” fluya con naturalidad y amor desde nuestros corazones y a través de nuestros labios.

Dios nos enseña por medio de Su Palabra, la importancia y los beneficios de practicar el agradecimiento. Y les asegura que vale la pena intentarlo. Hoy veremos tres beneficios los cuales nos sorprenderá.

– Ser agradecidos con Dios nos libera de la ansiedad, nos trae paz y protección

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentaran la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesus.” – Filipenses 4:6-7 NTV

¡Wow! que hermosa promesa, al poner todo en manos de nuestro Señor y ser agradecidos por lo que Él ha hecho. Estamos haciendo el ejercicio de recordar, recordar de donde el Señor nos sacó, recordar cada una de las cosas que nos proveyó y al hacer memoria de su bondad, gracia y favor sobre nuestras vidas y la de quienes nos rodean. Nos vemos forzados a enfocarnos en el vaso medio lleno y de esta forma podemos ver y reconocer, que así como el Señor lo hizo en el pasado, lo puede hacer en el presente. Este simple ejercicio de recordar y dar gracias, quitara toda ansiedad de nuestras vidas y permitiremos así, que habite en nosotros la paz que solo Dios nos puede dar, y aún más, porque el versículo dice que, “dicha paz cuidará nuestros corazones y mentes”. Así es, mientras seamos agradecidos estaremos protegidos en Cristo Jesus.

– El que seamos agradecidos honra a Dios y desata bendicion sobre nuestras vidas.

“Pero dar gracias es un sacrificio que verdaderamente me honra; si permanecen en mi camino, les daré a conocer la salvación de Dios.” – Salmo 50:23 NTV

Cuando somos agradecidos con Dios, lo estamos alabando, si, la gratitud es una alabanza que llega al trono de Dios, lo estamos honrando y dando todo el honor; esto no debe ser solo por lo que nos dio, da o dará, sino por quien es Él, el Creador de todo lo que existe, el Principio y el Fin el Rey de Reyes, sin Él nada sería, por supuesto que ni siquiera nosotros seriamos.

Cuando somos agradecidos tanto con Dios como con las personas, transmitimos que son valiosas, que las respetamos y que nos importan. El ser agradecidos fortalece las relaciones, las afianza, trayendo bendición, plenitud y puertas abiertas.

– La gratitud multiplica las bendiciones.

“Jesús les contestó: No tienen que irse. Denles ustedes de comer.

Los discípulos respondieron: Pero no tenemos más que cinco panes y dos pescados.

Jesús les dijo: Traiganlos aquí.

Luego de ordenar que la gente se sentara sobre la hierba, Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, miró al cielo y dio gracias a Dios. Después partió los panes y se los dio a los discípulos, para que ellos los repartieran a la gente.

Todos comieron hasta quedar satisfechos. Y cuando los discípulos recogieron los pedazos que sobraron, llenaron doce canastas.”

  • Mateo 14:16-20 TLA

Cuando aprendemos a dar gracias por los cinco panes y los dos pescados Dios nos bendecirá con la multiplicación; la acción de gracias hace que la mano de Dios se mueva en nuestro favor y por sobre las personas que nos rodean. 

Cuando estamos agradecidos por lo que se nos da, en lugar de quejarnos por lo que no tenemos, Dios nos dará más y no permitirá que nada nos falte.

El ser agradecidos nos hace comprender que nada es nuestro, que todo es un regalo de Dios, desde el milagro de la vida hasta la cosa más pequeña que se puedan imaginar.

El ser agradecidos nos vuelve personas más humildes, sencillas y honestas; nos ayuda a vivir con integridad y a desechar emociones y sentimientos  que no son gratos delante de Dios. Nos hace más generosos y justos. La gratitud produce: alegría, gozo, paz, seguridad, etc.

La gratitud puede transformarse, lo insignificante en algo importante.

Una comida en un banquete.

Una casa en un hogar.

Un amigo en un hermano.

Lo poco que tenemos en lo suficiente.

Como vimos siempre hay algo por lo cual estar agradecidos.

Les propongo un ejercicio, coloquemos en un lugar bien visible de la casa una hoja, y tomemos todos los días un tiempo para dar gracias a Dios por una, dos o tres cosas y vayamos anotando las en nuestra hojita; con el paso de los días veremos que tenemos muchas más cosas de las que pensábamos por las cuales agradecer.

¡Muchas gracias Señor, por enseñarnos a ser agradecidos!

por Andrea Cortez de Morel

www.mamasqueoran.com

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.