Recetario de Mamás que Oran: Pollo con eneldo, por Zulma Tigani

Pollo con eneldo, deliciosa receta paso a paso

Pollo con eneldo
  1. Añade sal y pimienta a las piezas de pollo seleccionadas. 
  2. En un recipiente mezcla vino blanco o tinto, aceite de oliva y abundante eneldo.
  3. Agrega la mezcla al pollo, cubre y reserva por al menos dos horas.
  4. Transcurrido el tiempo, se debe precalentar el horno para cocinar el pollo por 45 minutos o hasta que esté dorado.

 Es ideal para acompañar con ensalada de lechuga, papas o cualquier verdura que te agrade.

Eneldo

La semilla del Eneldo, tiene un sabor parecido al anís, pero no es anís. Las plantitas son delicadas; el lugar de siembra deberá ser mantenido limpio de malas hierbas y la tierra deberá estar siempre húmeda.Las raíces del eneldo son débiles, y generalmente no soportan el trasplante 

Venía a mi memoria el pasaje Mateo 23:23: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.»

El eneldo recibe también otros nombres como hinojo fétido o hediondo, anís falso, guarda cierta similitud con el hinojo y el anís, pero no lo es.

Se pueden hacer muchas buenas acciones como colaborar con el diezmo, orar por otros, pero, si nuestro corazón es deshonesto porque está rodeado de malas hierbas, como la hipocresía, el egoísmo, la falta de perdón,  todo queda desvirtuado, no es lo que parece. Como el eneldo, que parece anís, o hinojo pero no lo es.

Es en el corazón donde debe haber lugar para la justicia, la misericordia y la fe. Porque de la abundancia del corazón brotan las obras buenas hechas con recta intención. Si nuestra tierra no está húmeda, nuestra vida, nuestra fe, nuestro espíritu, no está regado de la Palabra de Dios y no tiene comunión con el Espíritu Santo, si no entramos en el río de Su Espíritu, para que no se sequen nuestros frutos, de nada sirve todo lo que hagamos.

Fortalezcámonos en oración, cimentémonos y arraiguémonos a su Palabra, o no podremos soportar los cambios que están sucediendo y los que vendrán en estos tiempos tan especiales que nos toca vivir. 

Jesús nos invita a mirar más allá, a no quedarnos en lo exterior, a practicar un verdadero arrepentimiento; un cambio de corazón. 

Que el Espíritu Santo no ayude para  que podamos vivir una auténticaconversión interior. 

Zulma Tigani, una Mamá que Ora

                                                                    Zulma Tigani 

Coach, con especialización en Inteligencia Emocional y Desarrollo de las Competencias Emocionales. 

Egresada del Seminario Bíblico. 

Estudios Universitarios de Ceremonial y Protocolo.

Autora de dos libros. 

Esta entrada fue publicada en Recetario de Mamás que Oran 2020 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.