Recetario de Mamás que Oran: La harina, por Silvia Sánchez

LA HARINA: ELEMENTO DE OFRENDA

En el Antiguo y Nuevo testamento entre las muchas cosas que se ofrendaban, encontramos la ofrenda de la Harina. Esta ofenda tenía que ser voluntaria para que llegara a Cristo como perfume de olor gratode hecho la palabra ofrenda significa: Algo sacrificado a Dios.

Levítico 2:1: ”Cuando alguna persona ofreciere oblación a Jehová, su ofrenda será flor de harina, sobre la cual echará aceite, y pondrá sobre ella incienso.”

Ofrenda de oblación

La flor de harina es harina de trigo muy fina. En aquellos tiempos no había molinos y el grano de trigo tenía que ser golpeado mucho y adecuadamente para que quedara con una textura muy fina. No te recuerda esto al sufrimiento de Jesús?

Jesucristo habló acerca de sí mismo como un grano de trigo que debe caer en la tierra para morir. Dice el versículo 1 que encima de esta ofrenda de harina había que poner “aceite”, e incienso. El aceite sobre la harina, es una representación del Espíritu Santo y el incienso representa la fragancia de la vida de Jesús.

Juan 12:24: “ De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto”.

Cuando el Señor se le apareció a Abraham en su tienda, éste le pidió a su esposa Sara, que preparase panes cocidos con tres medidas de flor de harina para darla a los tres varones que se habían aparecido en su tienda. Abraham reconoció la presencia del  Señor y Sara cocinó.

Otra mujer que  recibió y cumplió la orden del Señor fue la viuda de Sarepta.

1 Reyes 17: 8-9: ” Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente”.

Esta mujer había decidido hacer su última torta y dejarse morir junto a su hijo porque el alimento había escaseado y lo único que le quedaba era un puñado de harina y un poco de aceite para ella y su hijo. Cuando el profeta Elías le pide hacer primero una torta para él, y ella recibe el mensaje que el profeta le trae, inmediatamente cambió su mentalidad de víctima porque el poder de Dios no podía fluir allí, ni en el temor. La confianza en Dios le garantizo el milagro y la victoria.

1 Reyes 17:13-16: “Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo.Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días.Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías”.

Se puede perder la fe cuando no estamos apercibidos de Dios, pero siempre ten presente que El escucha el clamor de sus hijos y siempre está dispuesto para hacer un Milagro. Con Dios siempre se gana, nunca se pierde.

Así como Dios hizo un milagro con aquella mujer, El hará multiplicar lo poco que tienes, traerá  ideas creativas para que con lo poco que tienes se multiplique sobrenaturalmente. Con Dios todo es posible.

Marcos 9:23 

“Si puedes creer, al que cree todo le es posible.”

Qué es lo único que tienes a la mano en tu casa?

Nunca pienses que no tienes nada porque el enemigo hará que pienses que nada mereces.

Mil bendiciones ¡!!!!!!

por Silvia Sánchez

www.mamasqueoran.com

Esta entrada fue publicada en Recetario de Mamás que Oran 2020 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.