Salmos de IMPACTO para las Mamás que Oran, Salmos 72 por Daniel Zangaro.

justiciaPodemos ver el salmo 72 desde una doble perspectiva, por un lado se trata de la oración de David como padre, pidiendo por el reinado de su hijo Salomón, para que a través de él, llegue al pueblo la justicia y la prosperidad.

Este salmo representa a Salomón, como alguien que gobernará en defensa de los mas necesitados trayendo auxilio para aquellos que están en sufrimiento:

“Porque él librará al menesteroso que clamare, Y al afligido que no tuviere quien le socorra.Tendrá misericordia del pobre y del menesteroso,Y salvará la vida de los pobres.” Salmo 72; 12-13.

Pero tambien David en este salmo, realiza un retrato profético de la venida de Cristo, trayendo justicia a la tierra y defendiendo a los oprimidos.

Que importante y actual resulta el clamor de David, si bien era su hijo por quien estaba pidiendo, se trataba tambien de una persona en autoridad. A veces las personas que finalmente consiguen llegar a posiciones de poder, suelen valerse de este para para cometer impunemente toda clase de actos de corrupción, como si nunca tuvieran que rendir cuentas o como si ellos mismos fueran inmortales.

Sin embargo, David representa en este salmo un modelo muy distinto de gobierno que es el caracterizado por la aplicación de la justicia y la misericordia. Este salmo nos muestra al poderoso rey Salomón como un precioso instrumento puesto por Dios para bendecir a todas las naciones.

“Que todas las naciones sean bendecidas por medio de él,
y lo elogien.” Salmo 72:18

            Cuando pensamos en autoridad, muchas veces lo asociamos con las personas en el gobierno o con las fuerzas de seguridad, sin embargo estos principios aplican a toda persona que detente cierta dosis de poder. Esto incluye autoridades laborales, educacionales y hasta eclesiales. Todos ellos debieran ver la autoridad como una oportunidad para servir y ser de bendición en lugar de ser servidos.

Jesús mismo nos dio el ejemplo de cual debe ser la actitud correcta: “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” Marcos 10:45.

DZ

 

 

 

 

Daniel Zangaro

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario