Un perfume llamado gratitud. Por la Lic. Lourdes Villarroel

Ovejitas agradecen a un perro pastor por haberlas defendido del ataque de lobos. El perrito se enfrentó con los lobos para poder salvarlas y quedo herido, las ovejas fueron a su encuentro para lamer sus heridas y agradecer su buen gesto.

Hasta los animales son muy agradecidos, ¿por que a los seres humanos nos cuesta serlo?, hay muchos que piden y piden a Dios pero muy pocos le agradecen. Claro es el ejemplo que cuando Jesús sano a los 10 leprosos, tristemente sólo 1 volvió a agradecerle. (Lucas 17:11-19)

Debemos agradecer a Dios por todo lo que nos pasa, sea por las bendiciones que recibimos y también por aquellas cosas malas que nos ocurren, puesto que Dios sabe el porqué de cada situación. Pero ante todo cuando recibamos una bendición de su parte debemos de ir al altar y agradecerle de todo corazón.

“Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”. 1 Tesalonicenses 5:16-18 (RVR1960)

Si este mensaje fue bendición para tu vida, dejanos tu comentario y compartelo a tus amigos, que tengas un lindo dia.

Atte.
Lourdes

ale

mamasqueoram.com

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario