“Yo me voy a extender”, Me extiendo aunque no entiendo, por Pastor Daniel Zangaro, MA

ale“Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas. Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda.”  Exodo 14:21-22.

“Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar.” Exodo 14:27

 Pareciera algo sin sentido que Dios llamara a un viejito de 80 años y encima tartamudo para encargarle la misión libertar a Israel de la esclavitud de Egipto. Y además, que la persona que lo iba a ayudar era su hermano, otro anciano de 83 años. En términos actuales diríamos que si Moisés tenía planes para retirarse tranquilamente, Dios tenía otros muy distinto sacándolo de la zona de confort para cumplir con el propósito de libertar al pueblo de Israel y llevarlos a la tierra prometida. Estaba para el retiro, pero Dios lo llamó a extenderse.

Una vez en el desierto y como sabemos, Dios estuvo cuidando de su pueblo, proveyendo el maná, la nube y la columna de fuego. Pero en cierto momento, el faraón se arrepintió de haber dejado ir al pueblo de Israel y salió para recuperarlos. Por lo cual, el poderoso ejército de los egipcios, con todo su esplendor, con sus carros y caballos salió por el desierto a perseguir al pueblo de Israel.

Moisés se encontraba en uno de los momentos mas dramático de su vida, atrapado entre el mar y el ejército del faraón que cada vez se acercaba más. Se veía encerrado y sin salida posible y Dios le dijo que simplemente extendiera su mano. Así lo hizo Moisés y el pueblo de Israel pasó en seco al otro lado del mar. Todavía el enemigo venía detrás como una amenaza mortal, pero Moisés volvió a extender su mano y el mar se cerró con toda su furia, aniquilando el tan temido ejército del faraón.

Al igual que Moisés, muchas veces sentimos que estamos en un tiempo de nuestra vida en el cual las circunstancias, los problemas, las luchas y las pruebas nos tienen cercados. Nos vemos indefensos, incapaces de hacer algo para salir de esa situación, las fuerzas parecen ser insuficientes y nuestro ánimo puede decaer al punto de considerarnos derrotados. Es importante saber que al igual que en la historia de Moisés, Dios puede transformar tu peor momento en una tremenda experiencia de fe y conquista. Moisés tuvo que extender su mano como un paso de fe que demostraba que le creía a Dios, no solo de palabra sino que estaba dispuesto a reflejarlo en sus acciones. Aún en los momentos mas difíciles Dios te llama a extenderte. Extiende tu mano a lo nuevo, hay mares que se tienen que abrir, hay enemigos que tienes que derrotar, pero no analices solo tus fuerzas o capacidades para lograrlo, sino descansa en el poder sobrenatural de Dios.

No importa si no entiendes, no te preguntes por que ahora estás pasando esta dificultad, no pienses tanto en como El lo hará, solo extiéndete aunque no lo entiendas porque es allí donde se demuestra una fe dinámica y no solo teórica.

por Pastor Daniel Zangaro, MADZ 1

www.mamasqueoran.com

mamas@cvclavoz.com

Facebook: Mamas que Oran (Grupo) – asegurate que este bajo el nombre de Alejandra Zangaro

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Yo me voy a extender”, Me extiendo aunque no entiendo, por Pastor Daniel Zangaro, MA

  1. Stella dijo:

    excelente!!! Dios le siga bendiciendo en sabiduría

Deja un comentario