Archivo de la etiqueta: porque eres mama

«Me voy a extender» a tocar el borde del manto de Jesús porque El extendió sus brazos de amor, por Cinthia Cohello

ale

«Me voy a extender» a tocar el borde del manto de Jesús porque El extendió sus brazos de amor, por Cinthia Cohello

La Mujer del Flujo de Sangre.
Había entre la gente una mujer que hacía doce años que padecía de hemorragias, sin que nadie pudiera sanarla. Ella se le acercó por detrás y le tocó el borde del manto, y al instante cesó su hemorragia. —¿Quién me ha tocado? —preguntó Jesús. Como todos negaban haberlo tocado, Pedro le dijo: —Maestro, son multitudes las que te aprietan y te oprimen. —No, alguien me ha tocado —replicó Jesús—; yo sé que de mí ha salido poder. La mujer, al ver que no podía pasar inadvertida, se acercó temblando y se arrojó a sus pies. En presencia de toda la gente, contó por qué lo había tocado y cómo había sido sanada al instante. —Hija, tu fe te ha sanado —le dijo Jesús—. Vete en paz.
Lucas 8:43‭-‬48 NVI

Qué hermoso poder ver la fe de ésta mujer, que había pasado años tratando de encontrar sanidad. Se acercó a Jesús, teniendo muchos obstáculos que le impedían tocar el manto de Jesús, pero con un corazón contrito y humillado, lleno de esperanza pudo tocar el borde del manto de nuestro Padre y allí encontró todo lo que necesitaba, sanidad completa.

Quizás en tu vida hay muchas necesidades, tal vez necesites sanidad física, o necesitas sanidad en tu corazón, has sido herida, abandonada, abusada, y has guardado dolor por muchos años.

Hoy Jesús te extiende sus brazos de amor y te abraza, EL quiere sanar toda situación que a causado dolor en tu vida.

Padre oramos en el nombre de Jesús, nos postramos delante de tí, extendemos nuestra mano y tocamos en fe el borde de tu manto, gracias porque estás sanando toda enfermedad, depresión, quebranto del alma, ansiedad, dolor por la pérdida de un ser amado, y heridas del corazón.
Declaramos en el nombre de Jesús que los corazones desanimados vuelven a encenderse con tu fuego.
Tu amor restaura, trae paz, gozo, paciencia, bondad, amor, fe.
«Me voy a extender» a tocar el borde el manto de Jesús. Porque El extendió sus brazos de amor primero.

por Cinthia Cohello
www.mamasqueoran.com
mamas@cvclavoz.com
Facebook: Mamas que Oran (Grupo) – asegurate que este bajo Alejandra Zangaro Sigue leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

«Me voy a extender» cuando nos contentamos con lo que tenemos, por Vicky Zangaro

ale

«Me voy a extender» cuando nos contentamos con lo que tenemos, por Vicky Zangaro

Cómo podemos crecer? Cómo salimos del lugar que estamos hoy? Cuando nosotros no estamos conformes con circunstancias en nuestra vida nosotros queremos cambiarlo pero en realidad, es el trabajo de Dios de ponernos donde Él quiere.

Si tenemos más del Señor no estaríamos tan preocupados por el futuro y sabríamos disfrutar todo lo que nos pasa en la vida. De la cosas buenas hasta las cosas malas. Siempre necesitamos poner a Dios en el centro y tener una vida conforme a su corazón.

El versículo de 1 Timoteo 6:6 nos dice: “Y claro está que nuestra fe es una fuente de gran riqueza, pero sólo para el que se contenta con lo que tiene.”

Cuando tenemos más fe y confiamos en Dios por todo en nuestra vida, los resultados van a ser maravillosos! A veces podemos pensar que orar mas o leer mas Biblia no va cambiar nada. Sin embargo, cambia todo. De la forma que pensamos, como nos conducimos y hasta como hablamos. Necesita haber un diferencia entre un persona que tiene a Jesús en su corazón y una que no. La diferencia debe ser más claro que el día y la noche.

por Vicky Zangaro
www.mamasqueoran.com
mamas@cvclavoz.com
Facebook: Mamas que Oran (Grupo) – asegurate que esté bajo Alejandra Zangaro Sigue leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¡Extiéndete! Hay una meta que alcanzar, por Pr. Daniel Zangaro, MA

ale

¡Extiéndete! Hay una meta que alcanzar, por Pr. Daniel Zangaro, MA

Al escribir esta carta, Pablo no se encontraba precisamente en uno de los mejores momentos de su vida. Estaba preso y además había soportado naufragios, traiciones, abandonos y el menosprecio de los judíos. También fue apedreado a tal punto que algunos hasta lo consideraron muerto y todo esto lo sufrió Pablo por causa del Evangelio. Sin embargo y a pesar de tamaña persecución, la principal preocupación de Pablo no estaba en su propia situación, sino en poder cumplir con lo que Dios le había encomendado.

En este contexto, Pablo aún sabe que debe continuar creciendo y extendiéndose en favor del Reino y que para eso era fundamental olvidar el pasado. El no quería que tantas circunstancias adversas terminaran amargando su corazón o llevándolo a sentir lástima de sí mismo; por el contrario, sabía que para ir a lo nuevo debía dejar atrás las viejas ataduras de su vida.

La mujer de Lot fue convertida en estatua de sal por mirar atrás y hasta el pueblo de Israel tuvo problemas en esta área. Atravesaban el desierto camino a la tierra prometida y bajo el directo cuidado de Dios. Sin embargo, llegó el momento en que comenzaron a añorar las comidas de Egipto, como diciendo: la verdad que no estábamos tan mal, éramos esclavos pero comíamos bastante bien, hasta carne nos daban y ahora en este desierto moriremos de hambre y sed. Dios tenía para ellos una tierra de libertad y abundancia, pero era tal la atadura con el pasado que ni siquiera lo podían ver.

Para extenderse como lo hizo Pablo, es importante soltar lo que nos ata al pasado: ofensas, heridas que no fueron sanadas, traiciones, frustraciones, culpas, temores y hasta relaciones con personas que sabemos que no nos hacen bien. Recuerda que el perdón es fundamental para traer sanidad a nuestro corazón de las heridas que nos han causado a lo largo de la vida.

No creo que ni tú ni yo hayamos sufrido una persecución tan siquiera parecida a la del Apóstol Pablo y sin embargo por mucho menos, tenemos la tendencia a mirar atrás, a retroceder o a querer abandonar todo. No me imagino a Pablo escribiendo su carta a los Filipenses, lamentándose porque estaba preso o herido por aquellos que lo habían defraudado, sino que por el contrario en semejante situación, él estaba preocupado por cumplir con el plan de Dios para su vida.

Pablo nos enseña que además de cortar con el pasado, hay que extenderse a lo que está por delante, para de tal manera proseguir hacia la meta. La mirada siempre tiene que estar en la meta y no en las circunstancias que pueden distraernos del camino.

¿Recuerdas a Jesús invitando a Pedro a caminar sobre el agua? Hagamos justicia con Pedro, ya que fue el único que tuvo la suficiente fe para bajar de la barca dispuesto a caminar hacia Jesús. Como sabemos después de dar algunos pasos, su mirada estuvo en las fuertes olas y la tempestad que azotaba la barca y cuando dudó comenzó a hundirse. Pero mientras tuvo su mirada puesta en Jesús y no en lo embravecido de las olas, pudo hacer lo imposible, caminar sobre el agua.

Extendernos a lo que está adelante es mirar mas allá de las turbulencias de tu vida, puesto los ojos en Jesús, caminamos no por lo que vemos sino por fe.

Por lo tanto y ya que declaramos que es tiempo de extendernos, vamos a hacer lo que Pablo nos enseña que primero cortemos con lo que nos ata del pasado. Si examinas tu corazón, ¿aún encuentras heridas que revelan falta de perdón? Segundo: Extiéndete a lo que está delante y no añores las cosas pasadas porque Dios hace cosa nueva que pronto saldrá a la luz.

Que tu mirada vaya mas allá de las circunstancias, enfocándote en Jesús, para extenderte a lo que está delante y alcanzar tus metas.

por Pastor Daniel Zangaro, MADZ
www.mamasqueoran.com
mamas@cvclavoz.com
Facebook: Mamas que Oran (Grupo) – asegurate que este bajo el nombre de Alejandra Zangaro Sigue leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario